Los descendientes, de Alexander Payne

01 agosto, 2014

| | |
Matt King (George Clooney) es un hombre de negocios, casado y padre de dos niñas. King se ve obligado a replantearse la vida cuando su mujer sufre un terrible accidente, intentando torpemente recomponer la relación con sus problemáticas hijas: la precoz Scottie, de 10 años (Amara Miller), y la rebelde Alexandra, de 17 (Shailene Woodley). A su vez, se enfrenta a la difícil decisión de vender las propiedades de la familia, herederos de la realeza hawaiana y los misioneros, poseedores de tierras vírgenes de un valor incalculable en la isla de Hawaii.


Nominada a cinco premios Oscars, el último film de Alexander Payne es una interesante adaptación de la novela de Kaui Hart Hemmings. Los descendientes es un drama con ligero toque de comedia sobre una crisis familiar en Hawaii. Díficilmente tendríamos a priori una idea desagradable sobre este impresionante lugar, pero en esta película descubriremos que la mala suerte no distingue de paraísos. Una película suave, inteligente y que sabe aprovechar los sutiles toques del director con el fin de transmitir muchas emociones y sentimientos.


En Los descendientes, Alexander Payne propone un viaje emocional sencillo en su forma pero complejo en su contenido, sin más sorpresas que las que su protagonista debe ir sorteando. Clooney (Matt) representa con una gran calidad un personaje lleno de matices, tanto en lo dramático como en la comedia, logrando un equilibrio perfecto y armonioso a lo largo de la historia. Su personaje se embarca en la incesante búsqueda de la verdad, en su desesperación por encontrar respuestas a lo acontecido, al sentirse vulnerable por los acontecimientos que no pudo evitar. Así, nos sumergiremos en sus remordimientos, en sus sentimientos de culpa. Por otra parte, no son tan destacables las actuaciones de los actores más jóvenes, cuyos diálogos o reacciones resultan algo forzados en el contexto del film. Quizás resulten lo menos convincente de la película. 

Pese a todo, seremos testigos de cómo una familia desestructurada hace frente a sentimientos encontrados hacia una madre y esposa, unas hijas desconocidas para un padre y una nueva oportunidad para aprender a callar y perdonar, a pensar en el bien de los demás y a sortear la ira y la venganza que van asaltando el camino de Matt. Ellos constituyen las islas de un archipiélago familiar, juntos en una desgracia pero demostrando distintas maneras de afrontarla. 


Una película como Los descendientes ofrece previsibilidad, sin llegar a ninguna conclusión concreta. Pero también hay espacio para las sonrisas que provocan anécdotas cotidianas o una cierta empatía con la evidente dureza de la situación que atraviesa la familia protagonista y su peculiar forma de afrontarla. Mostrar en una película sentimientos tan profundos como el odio hacia una persona en estado terminal, e incluso el deseo de que todo llegue a su fin, no es una tarea fácil, y aún menos sin caer en el dramatismo o perder el tono amable. Quizás no sea suficiente como para que el film se constituya como una historia bien construida, pero sí para dejarnos una buena reflexión para pensar.


Escrito por Mariela B. Ortega


0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Hola! Si te gusta el tema del que estamos hablando en esta entrada, ¡no dudes en comentar! Estamos abiertos a que compartas tu opinión con nosotros :)

Recuerda ser respetuoso y no realizar spam. Lee nuestras políticas para más información.

Lo más visto esta semana

Aviso Legal

Licencia Creative Commons

Baúl de Castillo por Baúl del Castillo se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

Nuestros contenidos son, a excepción de las citas, propiedad de los autores que colaboran en este blog. De esta forma, tanto los textos como el diseño alterado de la plantilla original y las secciones originales creadas por nuestros colaboradores son también propiedad de esta entidad bajo una licencia Creative Commons BY-NC-ND, salvo que en el artículo en cuestión se mencione lo contrario. Así pues, cualquiera de nuestros textos puede ser reproducido en otros medios siempre y cuando cuente con nuestra autorización y se cite a la fuente original (este blog) así como al autor correspondiente, y que su uso no sea comercial.

Dispuesta nuestra licencia de esta forma, recordamos que cualquier vulneración de estas reglas supondrá una infracción en nuestra propiedad intelectual y nos facultará para poder realizar acciones legales.

Por otra parte, nuestras imágenes son, en su mayoría, extraídas de Google y otras plataformas de distribución de imágenes. Entendemos que algunas de ellas puedan estar sujetas a derechos de autor, por lo que rogamos que se pongan en contacto con nosotros en caso de que fuera necesario retirarla. De la misma forma, siempre que sea posible encontrar el nombre del autor original de la imagen, será mencionado como nota a pie de fotografía. En otros casos, se señalará que las fotos pertenecen a nuestro equipo y su uso queda acogido a la licencia anteriormente mencionada.

Safe Creative #1210020061717
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...