La mecánica del corazón, de Mathias Malzieu

05 marzo, 2014

| | |
Primero, no toques las agujas de tu corazón. Segundo, domina tu cólera. Tercero, y el más importante, no te enamores jamás de los jamases. Si no cumples estas normas, la gran aguja del reloj de tu corazón traspasará tu piel, tus huesos se fracturarán y la mecánica del corazón se estropeará de nuevo.

La mecánica del corazón nos relata la vida de Jack a modo de cuento, un joven escocés que nació en Edimburgo el día más frío de la historia. En este contexto, el niño nació con el corazón congelado, por lo que Madeleine, su matrona, le implantó un reloj de cuco que ayudaba a su corazón a bombear. Tras este inesperado suceso, su madre huye, y es adoptado por Madeleine, a la que acusan de bruja por ayudar a gente desvalida con prótesis surrealistas. El reloj implantado logra integrarse perfectamente en la rutina de Jack, pero, a cambio, debe cumplir tres requisitos. El primero es no tocar las agujas. El segundo es dominar la cólera para no estallar en rabia. Y el tercero, quizá el más difícil a lo largo de su vida, es no enamorarse nunca, y más tras conocer a Miss Acacia, una joven bailarina que le robará el corazón y pondrá a prueba toda la mecánica del mismo.

Jack emprenderá un largo viaje para reencontrarse con su amada, en el que deberá dejar atrás numerosos traumas e incidentes de su pasado. A modo quijotesco, desde que llegue a París le acompañará un fiel protector llamado Méliès, homenaje a uno de los más famosos precursores del cine, el cineasta francés George Méliès.

Ambos vivirán pintorescas aventuras durante esta travesía, como el encuentro con el tocayo Jack el Destripador. Finalmente, cuando lleguen a Granada, donde reside Miss Acacia, Jack tendrá que hacer frente a sus sentimientos, a la mecánica de su frágil corazón y a los vaivenes de una relación apasionada. Por otra parte, si bien es cierto que hay ciertas pinceladas que pueden hacernos creer que estamos en la ciudad de la Alhambra, como contadas menciones a ciertos barrios o monumentos, bien podría tratarse de cualquier otra ciudad, debido a la poca contextualidad que emplea el autor para emplazar su novela. Quizás sea un detalle del autor para centrar la atención en sus protagonistas más que en el escenario en cuestión.


Pese a que estamos ante una pareja de quinceañeros, el estilo que Mathias Malzieu utiliza en su obra es bastante poético, romántico e intimista, pareciendo que las palabras del protagonista provinieran de un adulto maduro; ahí reside la magia de esta historia: Jack es un adolescente especial pero que acaba por cometer las locuras y los comportamientos típicos de un niño de su edad. Lo mismo ocurre con Miss Acacia, una joven artista y bailarina con un carácter bastante fuerte y realista, y que no duda en bajar de las nubes a su pareja en numerosas ocasiones. Es por ello que a veces la relación entre ambos resulte poco creíble, teniendo en cuenta el abismo que separa sus pensamientos, aunque, en cierta forma, es la forma de amor que el autor defiende a lo largo de su novela: el amor puro sin barreras, sin estereotipos, sin razón. 


Cuando tengo mucho miedo, noto que la mecánica de mi corazón patina hasta tal punto que parezco una locomotora de vapor en el momento en que sus ruedas chirrían en una curva. El vapor, pánico mecánico de mi corazón, se filtra por debajo de los raíles. Viajo sobre los raíles de mi propio miedo. ¿De qué tengo miedo? De ti, de mí sin ti.

Malzieu, además de ser escritor, es el cantante del exitoso grupo de pop francés Dyonisos, cuyo sexto disco se titula igual que el libro y le sirve como banda sonora, ya que ambos fueron publicados a la vez. Además, la adaptación al cine de La mecánica del corazón está ahora mismo de actualidad, ya que fue estrenada el pasado mes de febrero y realizada por Luc Besson (Nikita, El quinto elemento, Arthur y los Minimoys) en formato de animación 3D. Aunque, por el momento, no hay noticias del estreno en España, pese a que la novela logró un gran éxito desde su publicación en el año 2009, vendiéndose 350.000 ejemplares en nuestro país y convirtiéndose en todo un best seller. Tras este, su último lanzamiento ha sido la novela El beso más pequeño, precedido de otros éxitos como Metamorfosis en el cielo o La alargada sombra del amor. Este último, pese a su similitud en la estética con La mecánica del corazón, no se trata de una continuación del libro que hoy tratamos, sino que estaremos ante una historia totalmente distinta. Una clara estrategia comercial para aprovechar el tirón que ha tenido esta novela.



Sin duda, aunque pueda parecer que estamos ante una novela de corte romántico y juvenil, en realidad el autor nos la presenta como un cuento de amor para niños grandes. Su estética, que podemos imaginarla al completo con sólo ver su portada, también puede resultar juvenil, con ilustraciones que bien podrían recordar a otro Jack dentro del mundo de Tim Burton. Pero, aún así, no es precisamente una obra convencional para lo más jóvenes: en muchos capítulos encontraremos escenas violentas, escabrosas, algunas muertes inesperadas y una desesperanzadora moraleja poco apropiada para ellos. Es un libro que va en decadencia, con un romanticismo algo gótico, que cuenta con muchos recursos estilísticos para adornar una realidad bastante dura para el pobre protagonista y todo el que le rodea en su camino. 

A la gente no le gustan las cosas demasiado diferentes, y menos aún las personas que se creen diferentes. Aunque las aprecien como espectáculo, se trata solo del placer del mirón. [...] Lo mismo te pasará a ti. Disfrutarán, tal vez, contemplando tus males cardíacos, pero nunca te querrán por lo que eres.

Mathias Malzieu
La novela resulta ser muy fluida gracias a sus curiosos y enriquecedores diálogos y a la lírica romántica que desprende Jack. Pero también es cierto que, debido también a su brevedad, se hace corta, se queda escasa frente a los problemas que va abriendo a su paso, con personajes poco desarrollados frente a la amplitud y definición del carácter de Jack. Hay ocasiones en las que Miss Acacia es una mera acompañante o una niña caprichosa frente a la profundidad y romanticismo con el que juega el personaje de Jack o, incluso, el de Méliès, que acaba siendo un apoyo y un personaje entrañable fundamental para cerrar y concluir perfectamente la historia. Una historia de la que cada uno aprenderemos la moraleja oportuna, la que cada uno nos haga pensar. Por ejemplo, el afrontar la vida y luchar por aquello que queremos. Concretando en este aspecto, deberemos tener en cuenta que, por suerte o por desgracia, proteger sobremanera a nuestros seres queridos no evitará los posibles sufrimientos que les puede deparar, tanto a ellos como a nosotros mismos. Cada persona procurará vivir su vida, creando su camino, cayendo en esa piedra las veces que sean necesarias hasta que abra los ojos, pero siempre, por sí misma, sin que el resto le juzgue o le advierta al respecto. Y será eso precisamente lo que aprenderá Jack en esta maravillosa aventura del amor.


Escrito por Mariela B. Ortega


1 comentario :

  1. Primero: quedé en leer el libro de nuevo porque me había parecido que había algunas inconsistencias, más específicamente menciones de cosas que no existían todavía en la época en que se ubica. No sé si las hay, o si fue ocurrencia mía, pero hoy, después de casi cuatro años, no puedo todavía releerlo porque me afectó emocionalmente de una manera impensable.
    Segundo: ¡ni idea tenía de que había película en planes y menos aun de que esa película ya se estrenó! ¡Gracias por la noticia! Cerraría el triángulo, realmente. El libro y el álbum se complementan bastante bien y la película sería un extra.
    Tercero: muy cierto aquello de que cada quién le sacará la moraleja más oportuna a la novela. Pese a ser una historia esperanzadora que se esfuma mientras avanza, el final deja ver que la vida es así, triunfos y fracasos, y que hay que continuar.

    ResponderEliminar

¡Hola! Si te gusta el tema del que estamos hablando en esta entrada, ¡no dudes en comentar! Estamos abiertos a que compartas tu opinión con nosotros :)

Recuerda ser respetuoso y no realizar spam. Lee nuestras políticas para más información.

Lo más visto esta semana

Aviso Legal

Licencia Creative Commons

Baúl de Castillo por Baúl del Castillo se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

Nuestros contenidos son, a excepción de las citas, propiedad de los autores que colaboran en este blog. De esta forma, tanto los textos como el diseño alterado de la plantilla original y las secciones originales creadas por nuestros colaboradores son también propiedad de esta entidad bajo una licencia Creative Commons BY-NC-ND, salvo que en el artículo en cuestión se mencione lo contrario. Así pues, cualquiera de nuestros textos puede ser reproducido en otros medios siempre y cuando cuente con nuestra autorización y se cite a la fuente original (este blog) así como al autor correspondiente, y que su uso no sea comercial.

Dispuesta nuestra licencia de esta forma, recordamos que cualquier vulneración de estas reglas supondrá una infracción en nuestra propiedad intelectual y nos facultará para poder realizar acciones legales.

Por otra parte, nuestras imágenes son, en su mayoría, extraídas de Google y otras plataformas de distribución de imágenes. Entendemos que algunas de ellas puedan estar sujetas a derechos de autor, por lo que rogamos que se pongan en contacto con nosotros en caso de que fuera necesario retirarla. De la misma forma, siempre que sea posible encontrar el nombre del autor original de la imagen, será mencionado como nota a pie de fotografía. En otros casos, se señalará que las fotos pertenecen a nuestro equipo y su uso queda acogido a la licencia anteriormente mencionada.

Safe Creative #1210020061717
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...