Páginas para un libro sin final, de Guillermo Sena Medina

27 agosto, 2012

| | |
Hacia el profundo,
hacia el mar, donde el abismo
multiplica su negrura vertical
al límite de la luz perdida.

Hacia la altura,
hacia el azul inmenso donde
la nube, donde el águila
vive fugitiva y libre.

¿Hacia dónde caminamos
que ni siquiera
alientan las pisadas
los cálidos sabores del recuerdo?

(Más allá del olvido, 2003)

Guillermo Sena Medina
Guillermo Sena Medina, nacido en Bailén (Jaén) en 1944, pero residente de La Carolina (Jaén), es Teniente Fiscal del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, además de cronista de la Real Carolina, Cruz al Mérito Policial con distintivo blanco en 2000, entre otras distinciones, y pertenece a la Real Academia de Nobles Artes y Bellas Letras de Córdoba, así como al Centro de Estudios Históricos de Granada, además de, obviamente, a la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación.

Pero la razón por la cual lo traemos a nuestro baúl es por su condición de poeta (es Primer Premio Baeza de poesía, más un largo etc.), además de ser gran estudioso de la vida y la obra de San Juan de la Cruz. No en vano, Guillermo Sena es considerado como uno de los tres poetas místicos más importantes de la actualidad.


Toma mi verso
y estrújalo en tu mano,
si mana sangre
es el dolor del poeta
por cuanto hay en el hombre
que no es humano.

(Compás de silencios, 1977)

Merece la pena acercarse a su obra, que llama la atención por ser una poesía acendrada, directa, ajena a símbolos abstrusos o esas interminables notas a pie de página que nos remiten a las crípticas intenciones del autor, entorchados lingüísticos que embarran en exceso la creación poética y, algo que Sena no olvida, el placer del lector de poder leerla, comprenderla, aprehenderla, compartirla.


Porque la poesía de Sena va dirigida al cuerpo y al alma tal cuales son, sin retorcidos artificios o epatantes estructuras, con especial querencia por el verso endecasílabo. La honestidad de Guillermo Sena comienza consigo mismo.

Para decir amor
no es preciso la palabra,
ni la voz del poeta,
ni la sutil presencia
de la mujer amada.

Para decir amor
no hace falta el viento
ni la sílaba pura
que se espera y escucha
de unos labios sedientos.

Para decir amor
basta con las miradas,
voces del corazón,
luces de la ilusión,
besos del alma.

(Redil de sombras, 1984)

Páginas para un libro sin final (Quaderna Editorial, Murcia, 2007) es un magnífico compendio y una estupenda edición para todo aquel que desee acercarse a la obra del poeta de Bailén. Se compone de cinco poemarios (cuatro editados anteriormente, uno inédito) compuestos entre 1977 y 2006. De su obra estamos entresacando los bellos ejemplos poéticos que adornan la reseña (extensión del blog obliga a no por cortos, menos trascendentes muestras). Porque la poesía -como el buen cine-, no hay que explicarla, hay que saborearla.

Los cinco poemarios presentan un tema en común, la palabra, su trascendencia y su relación con el otro (o en el caso más deseable, con los demás). Valores expuestos mediante intensas anáforas o repeticiones ajustadas a derecho. Puente sobre aguas turbulentas que llamamos vida, pero puente renacentista al fin y al cabo.

Alardea el poeta de sus versos
y se ufana de verlos publicados.
Los quiere muy leídos, comentados
por amigos, por críticos conversos.

Escribe libros con temas diversos,
dando en ellos su vida y sus pecados.
Los mira con los ojos asombrados
y sufre por los juicios más adversos.

¡Cuánta ilusión y cuánta fe tan fútil!
La realidad está junto al dinero
y no le gusta ir tras las palabras.

Te decía, poeta, es inútil
marchar a contrapié del mundo entero,
más ¿cómo cosechar si nunca labras?

                                                                                  (Ésta palabra inútil, 1978)

La persona es la palabra, y Guillermo Sena dignifica la palabra en estos tiempos de pleonasmos e hipocresías (las ineficacias de la palabra, como las denomina Alfonso Ortega Carmona en su prólogo al libro). Si un autor es importante cuando te enriquece, merece la pena acercarse a Guillermo Sena Medina, aunque al fin te enroque más en un mundo de imaginación que en el de la realidad pedestre, más que descarnada, implacablemente expuesta. Y así, tal y como esta última se nos presenta, ¿quién quiere reafirmarse en la realidad, en lugar de en los versos del poeta?

Lo más probable es que sigamos siendo un grupo reducido, pero no cabe duda que selecto.


RUMOR DEL MAR
(MAHLER)

Rumor, rumor del mar: coral sublime.

La espuma rompe sus silencios: notas
sobre pentagramas de sal y viento.

Las olas ante las rocas se humillan
tejiendo encajes blancos verdiazules.

Grandes amantes, la tierra y el agua,
se arrullan lujuriosos en la arena.

Por la playa pasea Gustav Mahler
grabándose en el alma este recuerdo
para fundirlo en música sinfónica.

(De su Sinfonía lírica, Ed. Rondas, Barcelona, 1978)


Gusta reencontrarse con la palabra auténtica, digna, sincera, humana (en su sentido más noble). Y aún siendo personal es transferible, reflejo de unas vivencias que, inspiración del poeta, devienen reflejo de la de muchos otros seres. La tierra ha sido labrada, y la cosecha es esplendorosa. El viento se encargará de lo demás.


Escrito por Javier C. Aguilera

0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Hola! Si te gusta el tema del que estamos hablando en esta entrada, ¡no dudes en comentar! Estamos abiertos a que compartas tu opinión con nosotros :)

Recuerda ser respetuoso y no realizar spam. Lee nuestras políticas para más información.

Lo más visto esta semana

Aviso Legal

Licencia Creative Commons

Baúl de Castillo por Baúl del Castillo se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

Nuestros contenidos son, a excepción de las citas, propiedad de los autores que colaboran en este blog. De esta forma, tanto los textos como el diseño alterado de la plantilla original y las secciones originales creadas por nuestros colaboradores son también propiedad de esta entidad bajo una licencia Creative Commons BY-NC-ND, salvo que en el artículo en cuestión se mencione lo contrario. Así pues, cualquiera de nuestros textos puede ser reproducido en otros medios siempre y cuando cuente con nuestra autorización y se cite a la fuente original (este blog) así como al autor correspondiente, y que su uso no sea comercial.

Dispuesta nuestra licencia de esta forma, recordamos que cualquier vulneración de estas reglas supondrá una infracción en nuestra propiedad intelectual y nos facultará para poder realizar acciones legales.

Por otra parte, nuestras imágenes son, en su mayoría, extraídas de Google y otras plataformas de distribución de imágenes. Entendemos que algunas de ellas puedan estar sujetas a derechos de autor, por lo que rogamos que se pongan en contacto con nosotros en caso de que fuera necesario retirarla. De la misma forma, siempre que sea posible encontrar el nombre del autor original de la imagen, será mencionado como nota a pie de fotografía. En otros casos, se señalará que las fotos pertenecen a nuestro equipo y su uso queda acogido a la licencia anteriormente mencionada.

Safe Creative #1210020061717
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...