Walt Disney, el padre de la animación

15 diciembre, 2011

| | |
"La figura más importante en artes gráficas desde Leonardo Da Vinci". Así fue como David Low, famoso caricaturista político británico, ha calificado a Walt Disney. Por algo, todavía hoy se le considera a Disney como una figura que existe cada día y en todas partes del mundo a un nivel similar al de Leonardo.

Disney junto a su carismático personaje Mickey Mouse

El creador del entrañable ratón Mickey y fundador de Disneylandia y de los parques temáticos de Walt Disney World nació en Chicago, Illinois, un 5 de diciembre de 1901. Crecido en una granja cerca de Marceline, Misuri, Walt se interesó enseguida en dibujar desde temprana edad, vendiendo sus primeros bocetos a vecinos cercanso cuando tenía solamente siete años. Ya en su juventud, Disney dividía su atención entre el dibujo y la fotografía, asistiendo además como alumno en la Academia de Bellas Artes. 

En 1923, Walt Disney partió de Kansas City hacia Hollywood con nada más que algunos dibujos y una animación de acción. El hermano de Walt, Roy O. Disney, fue el responsable de su triunfo. Juntando sus recursos construyeron un taller de filmación en el garaje de su tío. Pronto recibieron una orden de Nueva York para su primer estreno, La comedia de Alice, y, a partir de ahi, ambos hermanos empezaron propiamente la labor de producción. 

Walt y Roy Disney, ambos hermanos posando junto al primer Óscar recibido en su trayectoria
 
Dos años más tarde, Disney contrajo matrimonio con Lillian Bounds, una joven empleada de su estudio, con la que tuvo dos hijas: Diane Marie, nacida en 1933, cuando el matrimonio ya descartaba que pudieran tener descendencia, y Sharon Mae, a la que adoptaron en 1936.
 
En la primavera de 1926, y después de haber tenido que cambiar de local porque la compañía crecía, los dos hermanos cambiaron el nombre de su empresa, que pasó a llamarse Walt Disney Studio. Pero el estudio sufrió un importante revés cuando su principal cliente de la compañía se quedó con los derechos del conejo Oswald, un personaje creado por la compañía Disney que había protagonizado diversos cortometrajes.


En 1928, nace Mickey Mouse, cuyos talentos animados fueron utilizados primeramente en un dibujo de cine mudo llamado Plane Crazy. Posteriormente, Mickey Mouse hace su debut en Steamboat Willie, la primera película de dibujos animados con sonido perfectamente sincronizado, estrenada por vez primera en el Colony Theatre de Nueva York el 18 de noviembre de 1928. También fue el introductor del Technicolor (tecnología de color en las películas usada también actualmente) para la producción de Silly Symphonies, y en 1932 su film Flowers and Tress ganó el primero de 32 Premios de la Academia. En 1937, llegó Blancanieves y los siete enanitos, el primer largometraje musical animado para Disney y para el mundo del séptimo arte. 

Con él, demostró no sólo que Disney y su equipo eran unos virtuosos de la animación, sino que los dibujos animados podían ser todo un género cinematográfico. La película recaudó cuatro millones de dólares, todo un récord para la época. 

Pinocho (1940), considerada como una de las piezas maestras del cine de animación por los críticos, y en la que se invirtieron más de dos millones de dólares, fue un fracaso comercial en sus inicios. En ese mismo año, lo mismo sucedería con Fantasía. En ella, dibujantes y animadores combinaron las evoluciones de los personajes de dibujos animados con la música de Beethoven, Ravel, Bach o Chaikowski. Considerada una obra maestra por unos y una insultante caricatura de la música clásica por otros, Fantasía no fue la «obra total» que Walt Disney había imaginado y deseado. Estos fracasos comerciales abrieron una importante brecha económica en la empresa, paliada poco después por los éxitos consecutivos de Dumbo (1941) y Bambi (1942).

En 1940, el staff de Disney incluía más de mil dibujantes, animadores, guionistas y técnicos. Durante la Segunda Guerra Mundial, la mayor parte del equipo fue tomado prestado por el gobierno de los Estados Unidos para producir animaciones de propaganda y diversas películas del Servicio Militar. Así, la planta de producción de Walt Disney fue ocupada para estos fines, llevándolo casi a la ruina. En el dibujo animado Los Tres Caballeros, en el año 1945, Disney combinó por primera vez la acción real con animaciones, un proceso que continuó utilizando exitosamente en películas como Canción del Sur o la super aclamada Mary Poppins (1964). Prácticamente finalizada la década de los cuarenta, Disney puso en marcha 18 nuevos proyectos, entre ellos Cenicienta (1950), Alicia en el país de las maravillas (1951) y Peter Pan (1953). 


El 15 de diciembre de 1966 moría el dibujante y cineasta estadounidense víctima de cáncer, y aún hoy existen muchas leyendas urbanas respecto a su persona. Un repetido rumor asegura que Disney era un emigrante europeo, probablemente español, que llegó a los Estados Unidos y que, más tarde, por temor a suspicacias, falseó su origen. También han sido mitificadas las circunstancias de su muerte: muchos creyeron que Disney había sido congelado con modernas técnicas de hibernación. Así, su cuerpo aún permanecería en estas circunstancias con las constantes vitales suspendidas, a la espera de un futuro en que pudiese despertar y nuevos procedimientos quirúrgicos reparasen su salud.

No ha de extrañar, sin embargo, toda esta mezcla de realidad y fantasía alrededor de quien pasó a la historia de la cultura occidental como uno de los más prolíficos, contradictorios e influyentes cultivadores de la imaginación infantil de todos los tiempos. Con su fallecimiento, entraba en la leyenda uno de los nombres fundamentales de la cultura popular del siglo XX. Tras muchos candidatos para sucederle en el cargo, sólo el productor ejecutivo Michael Eisner demostraría ser un digno sucesor suyo.


Después de años de mucha producción y pocos éxitos destacables, los estudios Disney volvieron a ser los reyes del género de dibujos animados con La bella y la bestia (1991), Aladdin (1992) y El Rey León (1994). Sus proyectos hasta la fecha han continuado tomando forma sin él, concretándose y expandiéndose, y, ciertamente, es imposible imaginar un mundo sin su obra y sin los medios y avances que trajo al mundo de la técnica cinematográfica y de animación, además de al mundo de la creatividad artística y, sobre todo, a la infancia (y más allá también) de cada uno de nosotros.


Aquel día dejé de ser el reflejo de mis escasos triunfos pasados y empecé a ser mi propia tenue luz de este presente; aprendí que de nada sirve ser luz si no vas a iluminar el camino de los demás.
Aquel día decidí cambiar tantas cosas...
Aquel día aprendí que los sueños son solamente para hacerse realidad.
Desde aquel día ya no duermo para descansar... ahora simplemente duermo para soñar.





Escrito por Mariela B. Ortega


6 comentarios :

  1. mmmmmm... pues vaya chasco... yo con lo inocente que soy... pensaba que era verdad que lo congelaron.

    xxx

    ResponderEliminar
  2. Valla, realmente me e enterado de varia información, que no tenia conocimiento acerca de David Low, muchas gracias. ^^

    ResponderEliminar
  3. Interesantísima entrada.Me has dado a conocer muchos datos de Disney que no conocía.Un blog cautivador y original.T sigo.T invito a seguir el mío.Saludos poéticos.

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado la entrada, así que por aquí me quedo.Os invito a pasaros por mi blog si queréis, os espero (novelasypalomitas.blogspot)kisses

    ResponderEliminar
  5. Hola,Baúl del castillo,me parece genial la página, super original y la idea de poner el fondo tipo bloc o cuaderno, es muy diferente a todo,encontré vuestra web,buscando algo interesante de Disney,sigo con la visita,espero que me visitéis y ya me diréis,si queréris intercambios de banner.
    Un saludo.
    Ionhar.-

    ResponderEliminar
  6. me parece bastante intrresante me gusto nada aburrido

    ResponderEliminar

¡Hola! Si te gusta el tema del que estamos hablando en esta entrada, ¡no dudes en comentar! Estamos abiertos a que compartas tu opinión con nosotros :)

Recuerda ser respetuoso y no realizar spam. Lee nuestras políticas para más información.

Lo más visto esta semana

Aviso Legal

Licencia Creative Commons

Baúl de Castillo por Baúl del Castillo se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

Nuestros contenidos son, a excepción de las citas, propiedad de los autores que colaboran en este blog. De esta forma, tanto los textos como el diseño alterado de la plantilla original y las secciones originales creadas por nuestros colaboradores son también propiedad de esta entidad bajo una licencia Creative Commons BY-NC-ND, salvo que en el artículo en cuestión se mencione lo contrario. Así pues, cualquiera de nuestros textos puede ser reproducido en otros medios siempre y cuando cuente con nuestra autorización y se cite a la fuente original (este blog) así como al autor correspondiente, y que su uso no sea comercial.

Dispuesta nuestra licencia de esta forma, recordamos que cualquier vulneración de estas reglas supondrá una infracción en nuestra propiedad intelectual y nos facultará para poder realizar acciones legales.

Por otra parte, nuestras imágenes son, en su mayoría, extraídas de Google y otras plataformas de distribución de imágenes. Entendemos que algunas de ellas puedan estar sujetas a derechos de autor, por lo que rogamos que se pongan en contacto con nosotros en caso de que fuera necesario retirarla. De la misma forma, siempre que sea posible encontrar el nombre del autor original de la imagen, será mencionado como nota a pie de fotografía. En otros casos, se señalará que las fotos pertenecen a nuestro equipo y su uso queda acogido a la licencia anteriormente mencionada.

Safe Creative #1210020061717
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...