Para el sábado noche (XXXIX): La ofensa, de Sidney Lumet

18 septiembre, 2014

| | |
Con la llegada del mes de septiembre se produce la vuelta al cole. Pues bien, unas agresiones a escolares son el punto de partida de una trama mucho más densa en La ofensa (The offence, United Artist, 1972), de Sidney Lumet (1924-2011), un extraordinario film policíaco-psicológico, con guión de John Hopkins (1931-1998), de acuerdo con su impactante obra teatral de 1968, titulada This story of yours opened, y retitulada más tarde Something like the truth.

De hecho, La ofensa debe formar parte de ese grupo prestigioso y selecto de películas como M, el vampiro de Düsseldorf (M, Fritz Lang, 1931) o El cebo (Chamartín, Ladislao Vajda, 1958), en las que sobresale la ambigüedad de los representantes del orden, además de la de los propios delincuentes.

Da comienzo el relato con una secuencia introductoria a la que se irán añadiendo capas. En principio, funciona por sí misma, planteando un misterio inicial, del que iremos conociendo más en un segundo acto, la investigación llevada a cabo por el superintendente Cartwright (Trevor Howard); hasta llegar a su esclarecimiento en un tercero.

Secuencia “incompleta” que es un acierto de montaje cinematográfico y que alberga el quiebro final de la historia, en la que se nos mostrará “toda la verdad”. Pero hasta que esta se presenta, tanto el espectador como el protagonista, el inspector Johnson (un contundente Sean Connery), padecen una representación “adulterada”, en lo visual y en lo sonoro (pues la secuencia de apertura constituye una pura cacofonía que culmina con las primeras palabras inteligibles: “Dios mío” - “My God”).

El relato plantea un curioso caso de “proyección”. Algo tan actual y, sin embargo, nada moderno, como esta película demuestra (nuevamente, la década de los setenta se nos presenta como el gran nutriente de muchas producciones posteriores, que rara vez alcanzan a igualar la sordidez del magma original. La memoria es siempre frágil).


En resumidas cuentas, en una ciudad inglesa se han cometido varias agresiones a jóvenes estudiantes. Por ello impera un clima de sobreprotección con respecto a los niños de un colegio situado en las afueras, en extraña comunión con la naturaleza. Lumet muestra varios rostros, incluido uno, inquietante y en interior de un vehículo, al inicio de esta secuencia: ¿se trata de otro policía de incognito o del posible violador?

El inspector Johnny Johnson está encargado del caso junto a otros colegas. La casualidad le pone en contacto con un sospechoso, Kenneth Baxter (Ian Bannen), aunque hay que anotar el hecho de que no ha sido apresado por ninguno de sus hombres. Johnson está seguro de que ha dado con el responsable, y lo cierto es que le proporcionará una pista fundamental.

El personaje del inspector está muy bien delineado. Se trata de un hombre hastiado por la mera sucesión de atrocidades que ha presenciado, un policía atosigado por lo que hizo (agrede al sospechoso) y por lo que es (durante la investigación de los hechos, habla por boca del asesino, aunque no lo sea).


Esta nueva “focalización” narrativa, del esclarecimiento de las agresiones al hastío vital de Johnson, queda expuesta a lo largo de varios momentos de la película, destacando la magistral secuencia entre el policía y su mujer (Vivien Merchant), reflejo de ese vacío existencial. También en esplendidos detalles como que le parezcan idénticas las fotos de dos de las víctimas, o que se vea “sorprendido” por las linternas de sus compañeros cuando ha encontrado a la última de ellas en pleno bosque, por la noche. Todos ellos son momentos magníficamente apoyados por la fotografía de Gerry Fisher (1926), que proporciona un trabajo con textura, solidez; la plasmación visual de esta noche oscura del alma.

Destaca igualmente, y de forma fundamental, el referido entorno. Principalmente ese decorado de edificios feos de hormigón y de estacionamientos que también son idénticos: de hecho, el policía cambia un parking impersonal por otro, de la comisaría a su casa. Estructura, líneas de diálogo, realización y otros apuntes, son aspectos que se ven enriquecidos con un segundo visionado.


Por ejemplo, a lo largo de toda la trama el montaje aplica una serie de encadenados que denotan más el transcurrir del tiempo que el avance de la investigación.

Además, un inserto con la última víctima se corresponde a una fotografía que es significativamente distinta: se muestra en colores más vivos, porque en suma, representa un perturbado refugio frente a la grisura de lo cotidiano.

Escrito por Javier C. Aguilera


0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Hola! Si te gusta el tema del que estamos hablando en esta entrada, ¡no dudes en comentar! Estamos abiertos a que compartas tu opinión con nosotros :)

Recuerda ser respetuoso y no realizar spam. Lee nuestras políticas para más información.

Lo más visto esta semana

Aviso Legal

Licencia Creative Commons

Baúl de Castillo por Baúl del Castillo se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

Nuestros contenidos son, a excepción de las citas, propiedad de los autores que colaboran en este blog. De esta forma, tanto los textos como el diseño alterado de la plantilla original y las secciones originales creadas por nuestros colaboradores son también propiedad de esta entidad bajo una licencia Creative Commons BY-NC-ND, salvo que en el artículo en cuestión se mencione lo contrario. Así pues, cualquiera de nuestros textos puede ser reproducido en otros medios siempre y cuando cuente con nuestra autorización y se cite a la fuente original (este blog) así como al autor correspondiente, y que su uso no sea comercial.

Dispuesta nuestra licencia de esta forma, recordamos que cualquier vulneración de estas reglas supondrá una infracción en nuestra propiedad intelectual y nos facultará para poder realizar acciones legales.

Por otra parte, nuestras imágenes son, en su mayoría, extraídas de Google y otras plataformas de distribución de imágenes. Entendemos que algunas de ellas puedan estar sujetas a derechos de autor, por lo que rogamos que se pongan en contacto con nosotros en caso de que fuera necesario retirarla. De la misma forma, siempre que sea posible encontrar el nombre del autor original de la imagen, será mencionado como nota a pie de fotografía. En otros casos, se señalará que las fotos pertenecen a nuestro equipo y su uso queda acogido a la licencia anteriormente mencionada.

Safe Creative #1210020061717
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...