Animando desde Oriente (XIV): Your name, de Makoto Shinkai

08 mayo, 2018

| | |
Cada cierto tiempo surge algún boom inesperado que fija la atención del público y que aúna crítica tanto profesional como de los espectadores. Algo similar ha sucedido dentro del mundo del anime con Your name (Kimi no na wa, 2016), aunque no podemos hablar de éxito inesperado si observamos la trayectoria de su creador, Makoto Shinkai (1973). En una época en que el anime arrastra problemas que ya se preveían hace pocos años, como la cuestión de la calidad decreciente por culpa de la presión y los escasos recursos con los que cuentan la mayor parte de los creadores del medio, y donde Ghibli parece habernos dejado huérfanos con un (semi)retirado Hayao Miyazaki (1941) y la triste pérdida de Isao Takahata (1935-2018), este director nos había ido dejando pequeñas perlas de su capacidad creativa, perlas con un gran cuidado técnico en la animación, pero también poético en su narrativa.

En su trayectoria, encontramos obras tan líricas como la breve El jardín de las palabras (2013) o Cinco centímetros por segundo (2007). Queremos resaltar la primera mención por el cuidado que demuestra Shinkai a la hora de enfocar una historia realista desde los pequeños detalles, porque eso también se notará en Your name, a pesar de que el enfoque y el tipo de historia cambia rotundamente de un drama realista comedido a una comedia romántica con toques fantásticos.

La historia nos lleva a la vida de Mitsuha y Taki, dos jóvenes que viven en ambientes muy diferentes. Ella vive en una zona rural, dentro de una familia tradicional marcada por los ritos religiosos y la ausencia tanto de su madre, fallecida, como de su padre, que se mantiene aparte, demasiado estricto. Él habita en la gran ciudad, despreocupado y sin vínculos familiares, compaginando el instituto con un trabajo parcial en un restaurante italiano. Sin saber por qué, un día descubren que sus cuerpos se han intercambiado en días alternos y deciden convivir con esa situación lo mejor posible. Mitsuha descubrirá gracias al cuerpo de Taki cómo es vivir en una ciudad, algo que siempre anhelaba, mientras le ayuda a relacionarse con una compañera de trabajo. Taki, por su parte, aumentará la popularidad de la joven y hará que abandone su introversión. Entre ambos crece un hermoso vínculo que se verá amenazado por algo inesperado.


Como podemos percibir, los temas que trata Your name son habituales en el mundo del anime, como el ambiente estudiantil o los protagonistas juveniles, el hilo rojo del destino entre dos personas, la fantasía que envuelve la vida cotidiana cual realismo mágico, la importancia de los ritos tradicionales o la desconexión familiar, incluyendo la tragedia como punto de partida. Tampoco falta la insatisfacción de los jóvenes por la vida rural a la par que su reivindicación a través tanto de las voces ancianas como de la animación, que se desenvuelve en la fantasía de la naturaleza con más belleza que entre las paredes y los colores más grises de la ciudad.

Todos estos elementos se dividen en tres grandes secciones. El primero nos sumerge en la comedia simpática, que no duda en incluir algún elemento propio de películas de anime más serializadas, como las de Detective Conan (Gosho Aoyama, 1996-), con una especie de opening o introducción musical que viene a resumir o presentar la trama general. Cabe destacar en este momento el gran acierto de una música bien construida a partir de las canciones del grupo de rock japonés Radwimps, cuestión en la que no soy muy experto, pero donde destaca la personalidad que le otorga a la película.


Como señalábamos, en este primer tramo, ambos personajes se presentan al espectador, pero también se comienzan a conocer gracias al inesperado intercambio de cuerpos, disfrutando de las posibilidades que les brinda adoptar una vida ajena. No faltará algún gag referente a la sexualidad como tampoco las reacciones de las personas cercanas a ambos que reconocen en ellos actitudes distantes a su comportamiento habitual. El segundo tramo irá mostrando la evolución de esta relación, la forma en que ambos personajes maduran y cambian, hasta provocar un claro y previsible romance incipiente.

Este tramo culminará con un giro de guion que trastoca la evolución más habitual de este tipo de historias y donde radica gran parte de la originalidad de la obra. Un giro que se siente natural y que inicia otro tipo de historia, más dramática, casi cercana en algunos momentos a una road movie por los parajes más naturales de Japón. A partir de ahí, se sigue profundizando en la naturaleza frente a la ciudad, y se encamina todo para un final tenso que suponga el clímax de este tramo. El juego de planos que se realiza en una de las escenas cumbres de la película es de gran hermosura y le otorga un gran sentido a la relación entre ambos. No obstante, el auténtico cierre de Your name llegará en forma de epílogo, en una secuencia posterior.


Ahora bien, aunque el protagonismo esté dividido entre dos personajes, podemos afirmar que el más desarrollado es Mitsuha, de la que conoceremos prácticamente todo su entorno y problemáticas personales, mientras que de Taki desconocemos sus entresijos. En este sentido, el desarrollo de Taki y su evolución como personaje es dependiente de la influencia que Mitsuha provoca en su vida. Por ejemplo, su relación con la compañera del restaurante es fruto de los esfuerzos de la muchacha cuando ocupa su cuerpo. Incluso el hecho más relevante del argumento en el tercer y último tramo de la historia, protagonizado por Taki, está determinado por la búsqueda de la muchacha.

Esto redunda incluso en el motivo que mueve todo el argumento: el intercambio de cuerpos. A diferencia de otras películas de este mismo estilo que apuestan por una lógica más propia de la ciencia ficción, como La chica que viajaba a través del tiempo (Mamoru Hosoda, 2006), la causa por la que nuestros protagonistas intercambian sus cuerpos es desconocida, pero queda supeditada a la conexión que existe entre la familia de Mitsuha con un dios al que rinden tributo desde generaciones. Así se explica que su historia familiar esté más desarrollada frente a la vacía de Taki. Algo que de nuevo se relaciona con las diferencias entre ambos personajes: el ansia por conocer la ciudad lleva a Mitsuha a ocupar el cuerpo de Taki, pero Your name insiste en darle una gran importancia a la naturaleza y al entorno que ella tanto rechaza y del que quiere huir, un entorno que acabará por atraer inevitablemente al propio Taki.


En el camino nos hemos dejado las menciones a los personajes secundarios, que aún sin apenas desarrollo, cuentan con una presencia importante para darnos sensación de cercanía. De nuevo, resaltan los personajes que rodean a Mitsuha, algo relevante dado que gracias a haberles otorgado una mayor entidad, aumentará el efecto trágico del tercer tramo de la historia. Y aunque no pertenezcan a la vida del otro protagonista, inevitablemente han entrado a formar parte de su corazón al haber compartido vivencias mientras ocupaba el cuerpo de la joven estudiante. En cierta forma, Taki funciona como enlace del espectador, al modo de algunos protagonistas de videojuegos.

En definitiva, Your name ha merecido la atención recibida, dado que se trata de una obra cuidada, bien desarrollada, en la que todos sus elementos se combinan de una forma idónea y con un fondo que, como sucede en otras grandes películas de anime, como El viaje de Chihiro (Hayao Miyazaki, 2001), esconde más de lo que se ve y se disfruta a simple vista.




0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Hola! Si te gusta el tema del que estamos hablando en esta entrada, ¡no dudes en comentar! Estamos abiertos a que compartas tu opinión con nosotros :)

Recuerda ser respetuoso y no realizar spam. Lee nuestras políticas para más información.

Lo más visto esta semana

Aviso Legal

Licencia Creative Commons

Baúl de Castillo por Baúl del Castillo se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

Nuestros contenidos son, a excepción de las citas, propiedad de los autores que colaboran en este blog. De esta forma, tanto los textos como el diseño alterado de la plantilla original y las secciones originales creadas por nuestros colaboradores son también propiedad de esta entidad bajo una licencia Creative Commons BY-NC-ND, salvo que en el artículo en cuestión se mencione lo contrario. Así pues, cualquiera de nuestros textos puede ser reproducido en otros medios siempre y cuando cuente con nuestra autorización y se cite a la fuente original (este blog) así como al autor correspondiente, y que su uso no sea comercial.

Dispuesta nuestra licencia de esta forma, recordamos que cualquier vulneración de estas reglas supondrá una infracción en nuestra propiedad intelectual y nos facultará para poder realizar acciones legales.

Por otra parte, nuestras imágenes son, en su mayoría, extraídas de Google y otras plataformas de distribución de imágenes. Entendemos que algunas de ellas puedan estar sujetas a derechos de autor, por lo que rogamos que se pongan en contacto con nosotros en caso de que fuera necesario retirarla. De la misma forma, siempre que sea posible encontrar el nombre del autor original de la imagen, será mencionado como nota a pie de fotografía. En otros casos, se señalará que las fotos pertenecen a nuestro equipo y su uso queda acogido a la licencia anteriormente mencionada.

Safe Creative #1210020061717
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...