Federico García Lorca, la luna que alumbró Granada

27 septiembre, 2011

| | |
Poeta de Granada, Federico García Lorca sería asesinado en su tierra el 18 de agosto de 1936, hace 75 años. Y con él se fueron sus palabras, pero permanecieron sus obras para la eternidad. El joven Lorca supo vivir en su época como un hombre cosmopolita, sin llegar a definirse de forma concreta en una corriente de pensamiento y siendo un hombre cercano a sus amigos, entre los que destacan otros grandes autores pertenecientes a su generación, como Rafael Alberti, u otros artistas y personas relevantes de la época, como es el caso del fundador de la Falange Española, José Antonio Primo de Rivera. Ahora desconocemos cuál hubiera sido su futuro tras la Guerra Civil española, pues fue víctima de ella: pero podemos recorrer su legado a través de los poemas y los dramas que escribió. 


Coincide en aspectos generales con la mayoría de autores de la Generación del 27, una denominación que siempre ha sido debatible pero que nos servirá de referencia general para el grupo de poetas de la época. Junto a ellos coincide en el empleo de formas clásicas, tomando como referencia a Góngora, un poeta que había sido olvidado y, en cierta forma, despreciado por su hermetismo y que es en esta época en que se retoma su lectura en el homenaje que recibe tres siglos después de su fallecimiento. En cierta forma, podemos hablar de un regreso a los modelos clásicos que habían marcado la época conocida como el Siglo de Oro de las lenguas españolas, donde encontramos a los principales representantes de nuestra literatura. Sin embargo, ha transcurrido el tiempo y los autores de principios del siglo XX son, también, hijos de su tiempo y de las corrientes innovadoras de esta época, que se recogen dentro del nombre de vanguardias. Entre ellas, influirá con más fuerza el surrealismo, que se reflejará mejor en la literatura de estos autores. 

Parte de la Generación del 27, observamos a Lorca el segundo a la izquierda
Teniendo en cuenta estas anotaciones básicas de las dos influencias principales de la Generación del 27, podemos centrarnos en la figura de Lorca, que desarrollará su labor como poeta dentro de dos períodos que podemos definir como neopopularismo y surrealismo. No obstante, debemos hacer notar que desde sus primeras obras García Lorca nos mostró pesimismo y tragedia, ejes de toda su trayectoria y que son derivados de su propio carácter y de sus problemas personales, entre ellos el hecho de tener que reprimir su homosexualidad. 

En su primera etapa, Lorca retoma formas populares para sus poemas, desde la lírica cancioneril hasta el Romancero, coincidiendo en este acercamiento con los pasos que también dio Alberti. Así el poeta granadino realiza una mezcla entre lo culto y lo popular, tomando las formas populares y completándolas con contenido simbólico, logrando no sólo una perfección métrica sino, además, poemas que pueden recibir más de una interpretación por su complejidad.


No obstante, Lorca desarrolló una serie de símbolos que repetiría tanto en poesía como en teatro, entre ellos la luna, constante en toda su obra y que, normalmente, hará referencia a la muerte, por las connotaciones que tenía en la época, en la que existía la superstición de que la luz de la luna era perjudicial para la salud. En general, la mayoría de estas metáforas simbolizan a la muerte, tal es el caso de la plata, el agua estancada, el jinete o el caballo en solitario. Este hecho puede hacernos notar el carácter trágico al que hacíamos referencia anteriormente. En esta etapa, destacamos su obra Romancero gitano, que si bien fue imitado por otros antes de su publicación debido a filtraciones anteriores, no lograron lo mismo que Lorca, pues aunque se empleaban las mismas formas, el contenido era de mayor sencillez, sin la profundidad que el poeta granadino le confería. En esta obra, se toma como referencia la vida gitana, muy presente en Andalucía y en la zona en que el autor había vivido; elevando al gitano a la categoría de personaje mítico. Es un libro donde también encontramos música, una de las artes que apasionaba a Lorca, quien era amigo de Manuel de Falla.

Romance de la luna, luna
La luna vino a la fragua
con su polisón de nardos.
El niño la mira, mira.
El niño la está mirando.

En el aire conmovido
mueve la luna sus brazos
y enseña, lúbrica y pura,
sus senos de duro estaño.

Huye luna, luna, luna.
Si vinieran los gitanos,
harían con tu corazón
collares y anillos blancos.

Niño, déjame que baile.
Cuando vengan los gitanos,
te encontrarán sobre el yunque
con los ojillos cerrados.

Huye luna, luna, luna,
que ya siento sus caballos.

Niño, déjame, no pises
mi blancor almidonado.

El jinete se acercaba
tocando el tambor del llano.
Dentro de la fragua el niño,
tiene los ojos cerrados.

Por el olivar venían,
bronce y sueño, los gitanos.
Las cabezas levantadas
y los ojos entornados.

Cómo canta la zumaya,
¡ay, cómo canta en el árbol!
Por el cielo va la luna
con un niño de la mano.

Dentro de la fragua lloran,
dando gritos, los gitanos.
El aire la vela, vela.
El aire la está velando.
En su segunda etapa, su poesía se adentra en el surrealismo, que se refleja principalmente en su obra Poeta en Nueva York, donde mostrará su maestría en metáforas arriesgadas por su lejanía con la realidad, siendo metáforas puras que confieren hermetismo para el lector novel. Además, tiene una libertad métrica completa, empleando versos libres junto a algunos medidos. En el libro muestra el impacto que le produjo la ciudad de Nueva York y la desolación que se la planteó ante tal espectáculo que consideró siempre incompatibles: la unión entre la ciudad moderna y la naturaleza. Además, es una crítica a la sociedad nortamericana que conoció y a la que tanto llegó a repudiar desde su estancia entre 1929 y 1930 en los Estados Unidos. El sentido trágico de la vida junto a la depresión de aquella época nos embarcan en un viaje hacia la metáfora más oscura de la Edad de Plata de la literatura española. Y que nos dejaría, precisamente, los Sonetos del amor oscuro como última obra poética.

El trabajo dramático de Lorca lo sitúa al frente del teatro español del siglo XX junto a Valle-Inclán. Los temas de Lorca se sitúan en el ambiente rural, especialmente con paisajes andaluces que dominaba debido a su procedencia y que compusieron sus obras más prestigiosas, como las pertenecientes a los dramas rurales Yerma y Bodas de Sangre que combinan la poesía de Lorca en su máximo esplendor, conjunto que culminará con la obra La casa de Bernalda Alba, considerada la mejor del autor, y que culmina su trayectoria, ante otras obras inacabadas como Comedia sin título, debido a su temprana muerte. Encontramos también otras obras de un caracter surrealista, como Así pasen cinco años o El Público, que el autor consideraba irrepresentables en su época y que trataban temas del interés de Federico, como la homosexualidad o el sentido de la vida.

Y de esta forma hemos realizado un recorrido por las principales obras de Lorca, un pequeño acercamiento a esta figura tan relevante de la poesía española que se ha convertido, además, en un mito, debido a su muerte en la circunstancias políticas en que se encontraba y que, en parte, ha producido su salto a la fama debido a la sorpresa que supuso en la época y a la, podríamos decir, figura mártir en que se convirtió de los valores que defendía. Por otra parte, el poeta ha oscurecido la fama de otros autores de su misma generación que prosiguieron en sus escritos, quizás porque Lorca se quedó atrapado en aquella época y se convirtió en el emblema de la Generación del 27, mientras que los supervivientes vieron el transcurrir de la historia con sus propios ojos y se hicieron personas cuando Federico se hacía leyenda.


Tendremos que lamentar no poder disfrutar de más poesía o más obras del autor granadino, aunque siempre nos quedará el alivio de ver una representación de sus obras y adentrarnos en los versos del Romancero gitano o acompañar a este Poeta en Nueva York.

Escrito por Luis J. del Castillo


0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Hola! Si te gusta el tema del que estamos hablando en esta entrada, ¡no dudes en comentar! Estamos abiertos a que compartas tu opinión con nosotros :)

Recuerda ser respetuoso y no realizar spam. Lee nuestras políticas para más información.

Lo más visto esta semana

Aviso Legal

Licencia Creative Commons

Baúl de Castillo por Baúl del Castillo se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

Nuestros contenidos son, a excepción de las citas, propiedad de los autores que colaboran en este blog. De esta forma, tanto los textos como el diseño alterado de la plantilla original y las secciones originales creadas por nuestros colaboradores son también propiedad de esta entidad bajo una licencia Creative Commons BY-NC-ND, salvo que en el artículo en cuestión se mencione lo contrario. Así pues, cualquiera de nuestros textos puede ser reproducido en otros medios siempre y cuando cuente con nuestra autorización y se cite a la fuente original (este blog) así como al autor correspondiente, y que su uso no sea comercial.

Dispuesta nuestra licencia de esta forma, recordamos que cualquier vulneración de estas reglas supondrá una infracción en nuestra propiedad intelectual y nos facultará para poder realizar acciones legales.

Por otra parte, nuestras imágenes son, en su mayoría, extraídas de Google y otras plataformas de distribución de imágenes. Entendemos que algunas de ellas puedan estar sujetas a derechos de autor, por lo que rogamos que se pongan en contacto con nosotros en caso de que fuera necesario retirarla. De la misma forma, siempre que sea posible encontrar el nombre del autor original de la imagen, será mencionado como nota a pie de fotografía. En otros casos, se señalará que las fotos pertenecen a nuestro equipo y su uso queda acogido a la licencia anteriormente mencionada.

Safe Creative #1210020061717
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...