El nuevo exótico Hotel Marigold, de John Madden

03 agosto, 2016

| | |
Tras reunir a grandes actores para contar una historia sobre la vida en la vejez con caminos nuevos abriéndose a partir de un fortuito viaje en El exótico Hotel Marigold (The Best Exotic Marigold Hotel, 2012), John Madden retoma a sus personajes para mostrarnos sus peripecias recientes en una nueva película coral que toma el nombre de El nuevo exótico Hotel Marigold (The Second Best Exotic Marigold Hotel, 2015). Aunque la película inicial se planteara como una historia cerrada, esta segunda entrega ahonda en otros temas para expandir las historias de sus personajes y profundizar aún más en ese mensaje vitalista de la primera vez.

Partiendo de la ilusión de Sonny Kapoor (Dev Patel) por expandir su negocio hotelero, trata de buscar socios en Estados Unidos con la inestimable ayuda de Muriel Donnelly (Maggie Smith), quien se ha adaptado a la perfección a su papel como vicedirectora del Hotel Marigold. La compañía a la que acuden les promete enviar un supervisor al hotel, lo que origina una de las tramas principales de esta obra; una cuestión poco novedosa, dado que se propone el juego humorístico clásico de cómo la pasión de Sonny y sus despistes ayudan a enturbiar la relación con el posible supervisor.


A esta línea argumental, que podría haber resultado más interesante de lo que finalmente es, se le añaden las historias personales de los huéspedes del hotel, centradas todas en la cuestión amorosa. Evelyn Greenslade (Judi Dench) y Douglas Ainslie (Bill Nighy) mantienen aún una relación más amistosa que romántica, ambos mostrándose igual de tímidos y ella con el miedo a dejar paso a lo que siente. Con este tipo de actitud, no ayudará en nada que ella vea la oportunidad de obtener un trabajo, ¡a su edad! pensará ella, que la haga viajar bastante por distintos sitios de la India.

En este sentido, no notamos una evolución de la Evelyn de la anterior entrega a esta, sino que mantiene las mismas dudas acerca de su autonomía tanto laboral como amorosa. Una actitud que resulta ridícula si recordamos que es el mismo personaje que ya obtuvo un trabajo en la anterior película. Hasta ella acabará por comprender cómo de absurda ha sido su actitud con una simple pregunta de su ayudante.


Madge Hardcastle (Celia Imrie) comienza con una trama cómica propia del tipo de personaje que conocíamos: libertina, lista para disfrutar de los años que le queden tratando de obtener tanto riqueza como la atención de algún hombre. Sin embargo, según avance la película, sus dudas se acrecentarán y variará conforme se acomode a sus auténticos sentimientos y no a la búsqueda del placer. Sin duda, la evolución mejor traída de esta segunda entrega y sin resultar una carga excesiva, dado que su subtrama consta de los elementos justos y necesarios.

Más tiempo se lleva, de forma innecesaria, Norman Cousins (Ronald Pickup), que tras haber sentado la cabeza gracias a su relación con Carol (Diana Hardcastle), comienza a añorar su anterior vida, lo que le ocasionará algún quebradero de cabeza, especialmente cuando se percate de cómo se siente al verse traicionado. Un giro de tuerca respecto al personaje de la anterior película y una evolución que tiene mucho sentido, pero que en la mayor parte está dedicada a un absurdo intento de emular una parodia de intentos de asesinato por un error.


Por su parte, el director del hotel, Sonny, no solo afrontará la trama del supervisor de incógnito, cuya identidad se corresponde o bien a Lavinia (Tamsin Greig) o bien a Guy Chambers (Richard Gere), este último mostrándose como un hombre atento y con cierto deje nostálgico o pesadumbroso, como en la búsqueda de sí mismo; curiosamente, algo a lo que no se le da una gran importancia en la película a pesar de ser la nueva incorporación estelar. La otra trama de Sonny es su boda con Sunaina (Tina Desai), en la que se nos introduce una torpe y cargante historia de celos por un nuevo personaje que parece superarlo en todo. Sonny desplegará toda su batería de inseguridades y aunque el intento sea servirse del tópico usual, habrá momentos de cierta vergüenza ajena para el espectador. Si bien el personaje ya era extravagante, en esta ocasión se le da demasiado espacio para mostrar sus descuidos y su tozudez, relegando a un segundo plano a otros personajes más interesantes. 

Mucho más enriquecedor es el rol de Muriel en esta ocasión, interpretada de nuevo por la ya mencionada Maggie Smith. A pesar de seguir siendo la firme y severa británica que vimos en la anterior entrega, aquí se prosigue ahondando en su humanidad, siendo el máximo ejemplo de la película en cuanto a superación y esperanza en la vejez. Lamentablemente, se recurre en exceso a ella para augurar un giro final (o incluso dos si atendemos a un trailer engañoso) que no llega a producirse, a pesar de las pistas que se van dando a lo largo del metraje e incluso incluyendo dos ocasiones evidentes para que se produzca. Con todo, uno de sus últimos monólogos es una excelente lección de vida, incluyendo también su última conversación con Ty Burley (David Strathairn), cuando afirmará que, a pesar de no poder disfrutar de la semilla que ha plantado, otros sí podrán cobijarse bajo su sombra.


Ahora bien, a pesar de sus buenas intenciones y de contar con grandes actores que dan la talla, sigue arrastrando y perpetuando los errores de su anterior entrega, incluso contando con ocasiones en que no parece creerse a sí misma. Por ejemplo, la reincorporación temporal de Jean Ainslie (Penelope Wilson) era innecesaria, especialmente cuando se propone de forma tan tardía, pretendiendo rizar aún más la situación. Por otra parte, la solución que adopta Sonny surge de la nada, dado que aunque es aceptable, la película no proporcionaba esa dirección en ningún momento.

Su mayor problema es que no encuentra realmente un rumbo al que enfocarse y que establece un juego de expectativas que tampoco es capaz de cumplir o satisfacer. Se vuelven a tocar temas relacionados con las nuevas oportunidades, la búsqueda del amor en la vejez o cómo las apariencias juegan en nuestra contra, pero no ofrece nada nuevo, incluso cae en clichés que a esta secuela no le convenían. Ahora bien, para ver una historia agradable, con algunos momentos cómicos y románticos, sin demasiada expectación, quizás esta sea una buena película para esas lánguidas tardes de domingo.

Escrito por Luis J. del Castillo


0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Hola! Si te gusta el tema del que estamos hablando en esta entrada, ¡no dudes en comentar! Estamos abiertos a que compartas tu opinión con nosotros :)

Recuerda ser respetuoso y no realizar spam. Lee nuestras políticas para más información.

Lo más visto esta semana

Aviso Legal

Licencia Creative Commons

Baúl de Castillo por Baúl del Castillo se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

Nuestros contenidos son, a excepción de las citas, propiedad de los autores que colaboran en este blog. De esta forma, tanto los textos como el diseño alterado de la plantilla original y las secciones originales creadas por nuestros colaboradores son también propiedad de esta entidad bajo una licencia Creative Commons BY-NC-ND, salvo que en el artículo en cuestión se mencione lo contrario. Así pues, cualquiera de nuestros textos puede ser reproducido en otros medios siempre y cuando cuente con nuestra autorización y se cite a la fuente original (este blog) así como al autor correspondiente, y que su uso no sea comercial.

Dispuesta nuestra licencia de esta forma, recordamos que cualquier vulneración de estas reglas supondrá una infracción en nuestra propiedad intelectual y nos facultará para poder realizar acciones legales.

Por otra parte, nuestras imágenes son, en su mayoría, extraídas de Google y otras plataformas de distribución de imágenes. Entendemos que algunas de ellas puedan estar sujetas a derechos de autor, por lo que rogamos que se pongan en contacto con nosotros en caso de que fuera necesario retirarla. De la misma forma, siempre que sea posible encontrar el nombre del autor original de la imagen, será mencionado como nota a pie de fotografía. En otros casos, se señalará que las fotos pertenecen a nuestro equipo y su uso queda acogido a la licencia anteriormente mencionada.

Safe Creative #1210020061717
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...