El jinete eléctrico, de Sydney Pollack

28 septiembre, 2014

| | |
Sonny Steele (Robert Redford) es un vaquero experimentado en una fase de madurez, en el sentido de repensar, más que su pasado, su futuro. Lo que hasta ahora ha sido su vida se narra espléndidamente en los créditos iniciales, que cuentan el ascenso y declive de eso que llamamos un “ídolo de multitudes”. Diez años de una vida consagrada al mundo de los espectáculos de rodeo, y cinco veces campeón mundial.

Es el arranque de El jinete eléctrico (The electric horseman, Universal, 1979), dirigida por Sydney Pollack (1934-2008), y según se nos informa en los créditos finales, en base a un relato corto (story) de Shelly Burton. El motivo de las reflexiones y determinaciones de Sonny serán su conversión en una “estrella”, pertrechada con colores chillones y que puede ser sustituida por un doble porque “no se nota la diferencia”, junto a los tejemanejes de Industrias AMPCO, una compañía liderada por Hunt Sears (John Saxon), que pretende fusionarse con un importante banco. Más concretamente, por el trato dispensado al símbolo de dicha fusión, un caballo purasangre llamado Estrella Naciente (Rising Star), valorado en doce millones de dólares.

Incluso el vaquero tratará en determinado momento de responderse a la surrealista cuestión de “¿qué hace ese caballo en un parking?”. En definitiva, Steele es prescindible en un mundo que no es el suyo, porque el suyo ya está desapareciendo. Pero la imprevisible reacción del público será quien de verdad acabe determinando todo el incidente, haciendo que la empresa repiense el asunto; con miras siempre a lograr beneficios, desde luego, pero a lo mejor no son necesarios ciertos excesos para vender(se).


Pese a su honestidad, Steele no es un hombre perfecto, somos testigos de sus fallas: sus borracheras, incumplimiento de contrato y sus relaciones con las mujeres (la última, su ex esposa Charlotta -Valerie Perrine-, ya no sabe cómo hacer efectivo el divorcio). Aún así, prevalece el carácter más “solar” e íntegro del personaje.

A Sonny Steele se añaden las mañas de la periodista Alice ‘Hallie’ Martin (Jane Fonda). La imagen que de él dan las noticias en un principio, hace que el jinete y custodio de Estrella Ascendente cambie de opinión con respecto a conceder una entrevista. Comprobará que aún queda dignidad en algunos profesionales. De este modo, lo que comienza siendo un reportaje se convierte en “algo más”. Cuando Alice establece ciertos vínculos con Steele durante su estancia en las “Cataratas Cisco”, él le recordará que “aquí es donde yo vivo”.

Y es que ella se encuentra ahora dentro de su mundo, del mismo modo que él ha estado sobreviviendo en el de ella. Él se muestra tal cual es, junto a sus motivaciones, y finalmente, ella le lee sus anotaciones, lo más privado que posee.


A este entramado añade Sydney Pollack una estupenda secuencia de acción: la persecución “atemporal” entre el animal y la máquina (los coches). Sin olvidar el sentido del humor, por ejemplo cuando Hallie vaga por pleno desierto con sus botas de ciudad y “cargando con todo el equipo”.

Otro buen momento lo encontramos en el discurso improvisado que la periodista capta al vaquero con su cámara, cuando este no se sabe filmado. Un discurso que resulta más convincente que el que ha sido “planeado”.

En las historias de Pollack suele darse un romance y una separación. Los dos mundos retratados no pueden mezclarse, por tanto, no pueden permanecer juntos; solo se entrecruzan. De ese modo, no existe una respuesta directa a la pregunta “¿qué vas a hacer mañana?”, cuando Sonny y Alice se despiden en una cafetería cualquiera, frente a una estación de autobús.

El jinete eléctrico sigue siendo una película muy recomendable, con el aliciente de la fotografía de Owen Roizman (1936), la música de Dave Grusin (1934) y las canciones - además de su participación como Wendell, un amigo de Sonny Steele-, de Willie Nelson (1933).

Escrito por Javier C. Aguilera


0 comentarios :

Publicar un comentario

¡Hola! Si te gusta el tema del que estamos hablando en esta entrada, ¡no dudes en comentar! Estamos abiertos a que compartas tu opinión con nosotros :)

Recuerda ser respetuoso y no realizar spam. Lee nuestras políticas para más información.

Lo más visto esta semana

Aviso Legal

Licencia Creative Commons

Baúl de Castillo por Baúl del Castillo se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

Nuestros contenidos son, a excepción de las citas, propiedad de los autores que colaboran en este blog. De esta forma, tanto los textos como el diseño alterado de la plantilla original y las secciones originales creadas por nuestros colaboradores son también propiedad de esta entidad bajo una licencia Creative Commons BY-NC-ND, salvo que en el artículo en cuestión se mencione lo contrario. Así pues, cualquiera de nuestros textos puede ser reproducido en otros medios siempre y cuando cuente con nuestra autorización y se cite a la fuente original (este blog) así como al autor correspondiente, y que su uso no sea comercial.

Dispuesta nuestra licencia de esta forma, recordamos que cualquier vulneración de estas reglas supondrá una infracción en nuestra propiedad intelectual y nos facultará para poder realizar acciones legales.

Por otra parte, nuestras imágenes son, en su mayoría, extraídas de Google y otras plataformas de distribución de imágenes. Entendemos que algunas de ellas puedan estar sujetas a derechos de autor, por lo que rogamos que se pongan en contacto con nosotros en caso de que fuera necesario retirarla. De la misma forma, siempre que sea posible encontrar el nombre del autor original de la imagen, será mencionado como nota a pie de fotografía. En otros casos, se señalará que las fotos pertenecen a nuestro equipo y su uso queda acogido a la licencia anteriormente mencionada.

Safe Creative #1210020061717
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...